Down-Menu*/ .nav li ul {position: absolute; padding: 20px 0; width: 300px;}

Principios rectores de la gestión de proyectos: la ley de Conway

Principios rectores de la gestión de proyectos: la ley de Conway

El informático Melvin Conway reconoció que la arquitectura de los sistemas de software suele ser un reflejo de las estructuras de comunicación de una empresa. Sin embargo, esta constatación no sólo permite sacar conclusiones sobre el desarrollo del software. De hecho, también puede transferirse sin problemas a otras áreas de la empresa, como la gestión de proyectos. Exploramos cómo funciona la Ley de Conway en el contexto de la gestión de proyectos y qué impacto tiene en la realización con éxito de los proyectos.

¿Qué es la Ley de Conway y por qué es importante?

En abril de 1968, el informático estadounidense Melvin Conway publicó sus descubrimientos sobre las conexiones entre la estructura de la comunicación y la arquitectura del software en la revista informática «Datamation». En él acuñó la frase central que más tarde se conoció como Ley de Conway:

«Any organization that designs a system (defined broadly) will produce a design whose structure is a copy of the organization’s communication structure.»

«Toda organización que desarrolle un sistema (definido en sentido amplio) diseñará algo cuya estructura sea una copia de su propia estructura de comunicación».

Por tanto, la ley de Conway afirma que la estructura de los sistemas (de software) tiende a reflejar las estructuras de comunicación y las formas organizativas de las empresas que los desarrollan. En otras palabras, la forma en que una organización se comunica internamente influye directamente en la arquitectura del sistema que crea.
Los efectos de la Ley de Conway pueden observarse en muchas empresas. Por ejemplo, una organización con estructuras de comunicación muy centralizadas, jerárquicas y burocráticas tiende a desarrollar software con arquitecturas igualmente jerárquicas y complejas. Por otra parte, una organización con estructuras de comunicación descentralizadas, más flexibles y más cooperativas tiende a crear software más modular y más adaptable. Los efectos de la ley también pueden observarse en las empresas que se fusionan. Como los sistemas existentes se desarrollaron en torno a las estructuras de comunicación de las empresas originales antes de la fusión, pero hay que desarrollar nuevas estructuras de comunicación después de la fusión, a menudo surgen dificultades en la integración de los sistemas de software.
La ley de Conway se refiere originalmente al desarrollo de sistemas de software. Sin embargo, con un poco de abstracción, también puede aplicarse al desarrollo de otros sistemas, estructuras, productos o proyectos. Por ejemplo, las conclusiones de la ley de Conway pueden aplicarse a los sistemas de gestión. En lo sucesivo, nos referiremos exclusivamente a los sistemas en aras de la simplicidad.
Por tanto, la ley de Conway es importante porque deja claro que el diseño de sistemas no puede considerarse de forma aislada, sino que está estrechamente vinculado a las estructuras organizativas. Las organizaciones pueden utilizar este principio para mejorar sus procesos de desarrollo, adaptando en consecuencia sus estructuras de comunicación y organización. Sin embargo, la ley es hoy más relevante que nunca. Hoy en día, muchas empresas siguen teniendo una estructura o jerarquía tradicional cuyos procesos básicos se remontan a épocas en las que aún no se utilizaba el software moderno. Sin embargo, las soluciones informáticas modernas están orientadas a la conexión en red y la colaboración. En lugar de las estructuras tradicionales, para su desarrollo se requieren equipos ágiles con estructuras esbeltas y claras que eviten dependencias de otros equipos o áreas, de acuerdo con la ley de Conway. Estos equipos reflejan la estructura deseada del sistema y, por tanto, pueden contribuir al desarrollo de sistemas ágiles, flexibles y claramente estructurados.

Cómo utilizar la ley de Conway

La ley de Conway implica lo siguiente:

  • La estructura organizativa y la arquitectura del software están estrechamente relacionadas. Por tanto, las empresas deben reconocer que la forma en que se comunican y se organizan internamente tiene un impacto directo en la estructura de los sistemas que desarrollan. Por tanto, es importante que las empresas comprendan esta conexión y actúen en consecuencia. La personalización de la estructura de una empresa puede repercutir directamente en el diseño de los sistemas que crea.
  • Como la estructura de comunicación de una empresa influye en la arquitectura del sistema, es importante que las empresas optimicen sus canales de comunicación para apoyar el desarrollo de un software eficaz y mejor adaptado.
  • Las empresas pueden beneficiarse de estructuras organizativas flexibles y ágiles que permitan una comunicación más rápida y eficaz. Esto puede ayudar a desarrollar sistemas más fáciles de mantener, adaptar y escalar.
  • La forma en que se organizan los equipos en una empresa influye directamente en la arquitectura del sistema. Por tanto, las empresas deben asegurarse de que sus equipos colaboran eficazmente y disponen de las estructuras adecuadas para desarrollar sistemas de alta calidad.
  • A medida que las empresas evolucionan con el tiempo, los sistemas existentes también deben actualizarse para tener en cuenta los cambios en las estructuras y los requisitos.

Esto, a su vez, puede utilizarse para derivar estrategias con ayuda de las cuales puedes tener en cuenta la ley de Conway:

1. Promover la cooperación y la comunicación interfuncionales:

Si se fomenta la colaboración y la comunicación entre equipos con distintas especialidades, se pueden crear sistemas más normalizados.

2. cambios en el plan:

Cuando los cambios organizativos son inminentes, es importante prepararse para el hecho de que los sistemas existentes y su arquitectura también tendrán que adaptarse. Por tanto, hay que tener en cuenta la estructura del equipo, la estructura del sistema y sus interacciones a la hora de hacer cambios. Si ya se ha producido un cambio, las empresas deben adaptar sus sistemas en consecuencia.

3. introducción de nuevos sistemas:

La ley de Conway también debe tenerse en cuenta al introducir nuevos sistemas. De lo contrario, podría ocurrir que el sistema elegido no se ajustara a las estructuras de comunicación de la empresa.

4. adaptar los equipos a la estructura deseada del sistema:

Las empresas también pueden formar equipos de manera que reflejen las características deseadas de un sistema. De este modo, se puede promover el desarrollo del sistema deseado.

La maniobra Conway inversa

La maniobra de Conway a la inversa, también conocida como «maniobra de Conway a la inversa», es otra estrategia que pretende influir específicamente en la arquitectura de software de una empresa moldeando su estructura organizativa. A diferencia de la ley clásica de Conway, en la que la estructura organizativa influye en la arquitectura del software, la maniobra inversa de Conway intenta diseñar la organización de forma que la arquitectura del software que pueda surgir se corresponda con los objetivos estratégicos y los requisitos técnicos de la empresa. Esto puede significar que los equipos y departamentos se organicen de forma que asuman responsabilidades claramente definidas para determinados componentes o funciones técnicas. Estructurando la organización de esta forma específica, las empresas pueden asegurarse de que la arquitectura de software desarrollada satisface mejor los requisitos actuales y futuros.
La maniobra inversa de Conway es, por tanto, una estrategia proactiva para garantizar que la arquitectura de software de una empresa no sólo dependa de la estructura organizativa existente, sino que contribuya activamente a alcanzar los objetivos estratégicos y los requisitos técnicos de la empresa.
Sin embargo, esto puede dar lugar a la llamada retroalimentación Conway. Surge cuando la arquitectura de un sistema existente influye en la forma en que los equipos y departamentos se comunican entre sí dentro de una organización. Por ejemplo, el software con componentes estrechamente vinculados suele requerir una estrecha colaboración y comunicación entre equipos, mientras que el software modular permite una mayor independencia y requiere menos coordinación. Estas reacciones pueden obstaculizar los cambios en la estructura organizativa. Especialmente si se va a aplicar una maniobra Conway inversa, esta reacción puede hacer que el efecto positivo esperado de los cambios organizativos no se materialice o que la situación general incluso empeore.

Conclusión

La ley de Conway y la maniobra de Conway inversa ilustran la estrecha relación entre la estructura organizativa y la arquitectura del sistema. Al comprender estos principios, las empresas no sólo pueden crear canales de comunicación más eficaces, sino también coordinar mejor el desarrollo de los sistemas y el diseño de su organización. En el mundo de la gestión de proyectos, estos conocimientos tienen un valor incalculable, ya que ayudan a reunir y coordinar equipos de forma más eficaz, a seleccionar métodos de gestión de proyectos adecuados y, por tanto, a optimizar la ejecución de los proyectos.

El software de gestión de proyectos myPARM ProjectManagement ofrece una plataforma ideal para poner en práctica los principios de la ley de Conway y la maniobra de Conway inversa. Estructurando claramente los proyectos, asignando tareas a equipos específicos y comunicándose con transparencia dentro de la plataforma, las empresas pueden asegurarse de que sus proyectos y su estructura organizativa van de la mano. Con funciones flexibles como diagramas de Gantt, tableros ágiles Kanban y herramientas de colaboración, myPARM ofrece una solución integral para la gestión eficaz de proyectos que tiene en cuenta los principios de la ley de Conway.

Más información sobre el software de gestión de proyectos y carteras myPARM:

¿Quiere conocer myPARM en una demostración? Entonces, ¡concierte ya una cita con nosotros!

Your registration could not be saved. Please try again.
Your subscription was successful. Please check your mailbox and confirm your registration.
Newsletter
Subscribe to our monthly newsletter and stay informed about Parm AG products, news, trends in project management as well as offers and events.